Llámanos: +34 653 32 40 73 / 910 22 43 67 | info@socialnius.com

Blog

A cien por hora… ¡¡Qué pasada!!

  • 2 Sep, 2015
  • admin
  • 0 Comments
  • Ciego Visible, Ciegos, Circuito del Jarama, coche, conducción, Conducir, experiencias, Madrid, Once, RACE, SEAT, Seat León,
2 Flares Twitter 2 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 2 Flares ×

Por @CiegoVisible, sígueme en Twitter

Ya empezaba a ser emocionante cuando lo primero que hice fue montarme en el asiento del conductor, hecho inusual siempre para mí hasta ese instante. Estaba nervioso y expectante pues se cumplía otra de las grandes ilusiones de mi vida que pensaba nunca iba a poder hacer: conduciría un coche autónomamente en las pistas del circuito del Jarama.

RACE 2

El RACE, junto con SEAT y la ONCE, daban la oportunidad a más de 60 personas ciegas de poder experimentar la conducción de un coche por ellos mismos. Era el día 16 de julio y aunque hacía un calor intenso, no nos importaba a nadie pues la ilusión era tan grande que nos fuimos a los coches preparados para comenzar.

Era un modelo del Seat León que cuenta con los más innovadores sistemas de asistencia a la conducción y el evento contaba con todas las posibles medidas de seguridad, pues en un circuito de estas características y sin tráfico el experimento ofrecía muchas garantías.

Con una charla introductoria para explicar el método a seguir, dimos dos vueltas cada uno. En la primera sobre todo fue para controlar el tacto a los pedales y no dar ni frenazos ni acelerones bruscos, cuestión que en seguida se le cogía el tranquillo.

Lo más alucinante es que el monitor a nuestro lado no llevaba ni dobles pedales, ni otro volante sino que a través de la voz nos iba indicando como si fuera un reloj el volante y a sus indicaciones de: ponte a y 10, ahora a y cuarto, a menos 5 y así sucesivamente…, íbamos girando el volante con destreza y si en algún instante nos desviábamos un poco, era el momento preciso en donde el monitor metía la mano para enderezar la línea con el coche.

Fuimos a 20, a 50, bajábamos y subíamos por las curvas del circuito pero eso sí, cuando me avisó que estábamos en la recta larga del circuito, fue ahí el mejor momento para poder sentir el placer de la velocidad pues alcanzábamos los cien por hora y fue entonces mi monitor el que me indicaba que debía bajar la aceleración…: era fantástico!!

Éstas son experiencias que nos marcan para siempre y más en este caso que nunca se había realizado y muchos como yo, pensábamos que nunca tendríamos el placer de experimentar lo que se siente al conducir. Así fue, sensaciones diversas pero sí, entiendes ahora porqué a muchas personas les encanta la velocidad y conducir su coche y cuidarlo pues las sensaciones de libertad y autonomía que percibí son geniales. Gracias a los que lo hicieron posible y eso sí, si alguno se anima y me deja el coche para que lo lleve no le voy a decir que no, pero antes nos haríamos una póliza potente de seguro a todo riesgo…

 

 

 

2 Flares Twitter 2 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 2 Flares ×

Share This Story

Categories

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *